fbpx

Las catas, una actividad cada vez más demandada

Catar es apreciar mediante los sentidos las cualidades de aquellos productos que estamos probando. En ese momento, la actividad capta toda nuestra atención mientras tratamos de reconocer todos esos matices que el profesional de la cata nos invita a buscar, para ser capaces de expresarlo en voz alta. Nos acercamos de esta manera a las características sensoriales de cada producto que vayamos a catar.

En la búsqueda de experimentar más de cerca aquello que no conocemos, aparece esta actividad que te permite un acercamiento total al producto que te interese. Las catas son, además de una divertida actividad, una experiencia personal muy gratificante que cada participante vive de primera mano. Por eso, es muy interesante y siempre exitoso, considerar incluir este tipo de alternativas en nuestro programa de incentivos, reuniones o cualquier tipo de evento donde pueda encajar.

Cata de aceites para eventos corporativos

Las catas de producto como parte de un programa corporativo

Catar se pueden catar muchas cosas, hay una oferta enorme. Pero cuando visitamos un lugar que no conocemos (o que ya conocemos pero del cuál su cultura nos llama la atención), lo más habitual es probar esas sensaciones que pertenecen de forma explícita a esa cultura. Por otro lado, también podemos transmitir mensajes a través de productos que tengan que ver con nuestra imagen de marca. En definitiva, el servicio siempre debe estar hecho a medida para cada cliente, adaptándolo a sus necesidades y objetivos.

No es lo mismo querer simplemente hacer un “regalo” a nuestros empleados con algo que sabemos que les va a gustar del destino, que querer transmitir ciertos mensajes a unos invitados que se van a convertir en embajadores de un producto o servicio. En ambos casos, las catas son una actividad ideal, si, pero el tipo de cata seguro que va a variar. De esta forma, nos podremos alinear con el mensaje de la empresa.

Cata de vinos para eventos corporativos

¿En qué consiste una cata?

Sea cual sea el producto, el procedimiento suele ser el mismo. Una cata para un grupo de personas de un producto determinado se desarrollaría de la siguiente manera:

  • Posicionamiento de los catadores. Cada persona tiene su propio espacio para que la experiencia sea lo más personal e individualizada posible.

 

  • Explicación. Se explican las características básicas del producto que vamos a catar y cómo se debe proceder a probarlo para sacar el máximo de sensaciones posible.

 

  • Realización de la cata. Se presenta cada producto de la forma adecuada. No es casual la presentación ni el recipiente en el que se presenta. Se elije siempre el accesorio idóneo para hacer más fácil la percepción de todos aquellos matices que queremos que sean apreciados en el producto.

 

  • Valoración. Una vez probado, expresaremos aquello que nos transmite y veremos si coincide con lo que el especialista nos ha contado al iniciar la actividad.
Cata de quesos para eventos corporativos

Tipos de catas

Como decíamos, realmente se pueden hacer catas de infinidad de cosas, productos y alimentos. Vamos a describir las más habituales o que mejor suelen funcionar para grupos y eventos:

  • Cata de vinos. Si buscas una experiencia enológica en España, un país con una cultura del vino ampliamente reconocida, esta es una gran opción. No en vano, es una de las más demandadas y con mayor éxito. Siempre gusta a todos los asistentes. Aprender a apreciar el color, aroma y sabor de los vinos que se presentan, es una entretenida experiencia que suele ir acompañada de la visita a la bodega en cuestión. Además, normalmente la cata de vinos va acompañada de tapas típicas de la zona donde se encuentre la bodega.

 

  • Cata de aceites. En un país como España en el que el aceite de oliva es uno de sus grandes activos y productos estrella, se pueden saborear distintos tipos de aceite que realmente son auténticas maravillas gastronómicas. Son productos con sabores potentes y muy agradables al paladar. La actividad suele ir acompañada con una buena selección de panes artesanos y suele sorprender gratamente a los asistentes. Son muchas las personas que no conocen que un producto como el aceite puede tener tantos matices y sabores distintos.

 

  • Cata de quesos y embutidos. Este es otro de los productos estrella de muchas regiones españolas. Normalmente estos productos suelen ser accesorios a la hora de hacer una cata de vino. Pero podemos convertirlos en los protagonistas de un almuerzo. De esta forma, los distintos quesos y embutidos españoles son el centro de la actividad-almuerzo y siempre irán acompañados de un buen vino. Además, se puede incluir una selección de aceites y panes artesanos. Convertiremos la actividad en un almuerzo muy español y que seguro que gusta y mucho, a todos los asistentes.

 

  • Cata de aromas. Este tipo de catas se elijen más, normalmente, cuando la empresa quiere transmitir algo. La empresa busca dejar una huella olfativa en los invitados y que ese olor se relacione siempre con la marca. A partir de ese día, cuando alguno de los asistentes vuelva a oler el aroma elegido en otro contexto, se acordará de la marca. Pero este tipo de actividades también se pueden usar como un juego en el que aprender a reconocer a ciegas, sólo a través del olor, el producto que tenemos delante sin verlo.

 

  • Cata de cervezas españolas. En España, existen numerosas compañías que producen cerveza de forma artesanal. No es uno de los productos españoles más conocidos y merece realmente la pena hacer una parada para saborear los matices que ofrecen las cervezas producidas en España. Esta cata se puede hacer en la propia fábrica como una actividad más extensa en la que conocer todo el proceso de elaboración. Pero también se puede ofrecer como una pequeña actividad en forma de aperitivo antes de un almuerzo o cena.
Cata de aromas para eventos corporativos

Se pueden probar tantas cosas

Es cierto que podríamos continuar dando muchas más alternativas, pero nos hemos parado en las 4 opciones que más se demandan. Si nos ponemos a mirar cosas o alimentos más típicos o con más fama en España o incluso separando productos por regiones, la lista sería casi interminable. No olvidemos la calidad de los vermouth, cócteles, arroces, dulces, panes, café, chocolate, turrón, marisco, especias, tortilla, pimientos, cítricos.. Con esto queremos decir, que si en las 4 opciones principales no encuentras tu opción ideal, te podemos ayudar a encontrar otro producto que se adapte a lo que buscas.

Se trata de ofrecer una actividad entretenida, que sirva para desconectar, y este tipo de temáticas son una garantía de experiencia personal y grupal que siempre funciona. Es una de las actividades más demandadas a la hora de organizar cualquier tipo de evento. No olvides que son totalmente personalizables y que de una idea básica que ya en sí misma te garantiza el éxito, se pueden crear actividades experienciales diferentes.

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante. No dudes en contactar con nosotros para cualquier cosa que necesites. Será un placer tener noticias tuyas. 

No olvides seguirnos en tu red social favorita. ¡Nos encantará verte por allí! 

 

Seguir en Facebook  Seguir en Instagram  Seguir en Linkedin  

 

 

 

¡SIGUENOS!:

¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies